Botella anuncia el fin de los parquímetros en Carabanchel, Fuencarral y Hortaleza

20MINUTOS.ES / EUROPA PRESS

  • El Ayuntamiento eliminará el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) en los cascos históricos tres distritos a partir del próximo 1 de julio.
  • Son las zonas periféricas donde la lucha vecinal contra el pago por aparcar en la calle ha sido más intensa.
  • Gallardón impuso el cobro en 2006 contra la opinión de residentes y comerciantes.

Parquímetro

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, anunció este lunes que eliminará desde el 1 de julio el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) en los cascos históricos periféricos, es decir, en los distritos de Carabanchel, Fuencarral y Hortaleza.

Después de defender el SER como “sistema que funciona”, la primera edil adelantó que la Junta de Gobierno aprobará este martes una nueva ordenanza de Movilidad y su correspondiente normativa fiscal para hacer posible un servicio de estacionamiento regulado más inteligente, guiado por criterios ambientales y que “recoge las demandas de los vecinos y la experiencia del sistema utilizado en los últimos años”.

Botella, que compareció en un foro organizado por el diario ABC, afirmó que el SER ha sacado del centro de la ciudad más de 300.000 coches al día y ha optimizado el uso del transporte público.

Sorpresa

La decisión de la alcaldesa llega apenas dos meses después de que el Ayuntamiento anunciase la extensión del SER a más calles y cambios para permitir el estacionamiento en zona verde durante tres horas, pese a que las plazas de residentes están limitadas en la actualidad a una hora para favorecer la rotación de vehículos.

El anuncio ha cogido por sorpresa a las asociaciones de vecinos de los barrios afectados, que desconocían las intenciones del Ayuntamiento, como constató 20minutos. Se da la circunstancia de que Carabanchel, Fuencarral y Hortaleza fueron los distritos más beligerantes contra la instalación de parquímetros, con episodios en los que se encontraron máquinas arrancadas de cuajo.

Su retirada definitiva supone enmendar la decisión que tomó Alberto Ruiz-Gallardón en 2006, que amplió el SER a estas zonas en contra de la opinión generalizada de los vecinos y de los comerciantes.

Madrid