De Plaza de España a ‘plaza de los hoteles’ tras la venta su edificio más emblemático

O. F.

  • Ignacio González confirmó este miércoles el cierre de la venta del edificio España al empresario más rico de China.
  • El Ayuntamiento de Madrid da vía libre para la construcción de hasta cuatro complejos hoteleros de lujo en la zona.
  • Sin embargo, la remodelación urbanística de la plaza no comenzará a desarrollarse hasta al menos 2015, según el Consistorio.

El edificio España (centro) con la Torre Madrid (izquierda)

El anuncio este miércoles por parte del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, del cierre de la venta con el empresario chino Wang Jianli del edificio España, el inmueble más emblemático de la zona, ha supuesto la confirmación definitiva de la transformación de la Plaza de España, sumida en el abandono desde hace unos años, en una nueva ‘plaza de los hoteles’, donde se está fraguando la construcción de al menos cuatro nuevos complejos hoteleros de lujo entre el Edifico España, la Torre Madrid, la antigua sede de la Compañía Asturiana de Minas y las fincas de los números 3, 4 y 5 de la plaza.

Esta última operación es, según el Consistorio, un ejemplo de la “incipiente recuperación económica” de la capital y del nuevo interés de los inversores internacionales por el mercado inmobiliario madrileño, cuyo ejemplo más reciente es la operación Canalejas, que transformará esta zona próxima a Sol en un hotel de lujo de la compañía Four Seasons. Sin embargo, todavía está por ver que estas aperturas sirvan para dinamizar el turismo en la ciudad: “Siempre es una buena noticia que abran hoteles, pero de nada servirá aumentar la oferta hotelera mientras la llegada de turistas no suba”, explica Jesús Gatell, presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Comercio de Madrid.

“Lo que hay que hacer antes es aumentar la demanda turística por medio de la creación de un organismo público-privado que potencie el turismo en la región. Recientemente el Ayuntamiento de Madrid impulsó uno, pero debería operar también a nivel regional para crear sinergias con la Comunidad de Madrid. Si no, no será efectivo”, afirma Gatell a 20minutos.

Sin embargo, pese al interés de las grandes cadenas hoteleras por esta plaza, la reforma urbanística de la misma tendrá que esperar. El Ayuntamiento de Madrid anunció también este miércoles que las ideas que surjan para la rehabilitación de la zona “no se desarrollarán esta legislatura”, y que hasta 2015, al menos, no se empezarán a ejecutar.

Las propuestas, que están a punto de presentarse, han sido ideadas por funcionarios municipales después  de que el pasado verano Urbanismo cancelara un concurso integral de ideas por problemas económicos. En su programa electoral de 2011, el PP prometía transformar Plaza de España en un nuevo pulmón verde que uniera los jardines de Sabatini con el Templo de Debod y Madrid Río. La idea del Consistorio es que esta remodelación sea fruto de una colaboración público-privada y que sean los hoteleros y empresarios de la zona los que costeen la operación a cambio de una parte del aparcamiento subterráneo (cuya concesión vence en 2016).

El Ayuntamiento estima que, con la ejecución de estos cuatro complejos hoteleros se conseguirían al menos 1.000 nuevas plazas hoteleras (actualmente Madrid cuenta con 45.000) y se cambiaría de forma radical la depauperada imagen de la plaza, tomada por el botellón y los sintecho desde 2007.

Los nuevos hoteles

  • El edificio España (Plaza de España, s/n) es el más importante de los cuatro proyectos hoteleros que la plaza verá nacer en los próximos años. Wang Jianli, de 60 años, es el presidente del grupo inmobiliario Dalian Wanda (una compañía dedicada a la construcción de hoteles de lujo y centros comerciales) y hombre más rico de China. Su compra del edificio España al Banco Santander (actual propietario) podría cerrarse por unos 250 millones de euros. Las 25 plantas y 117 metros de este inmueble, símbolo del desarrollismo de los años 50 y 60, albergaron en otros tiempos el Hotel Crowne Plaza. En 2007 inició su rehabilitación para mutarse en un gran hotel de lujo. Tras vaciar el edificio, el proyecto quedó paralizado debido a la crisis económica. Desde entonces el espacio ha estado abandonado. Hace unos días fue elegido como el más infrautilizado de la capital en la consulta popular del colectivo de arquitectos Todo por la Praxis (TXP). Todavía está por ver cuáles son los planes de Jianli para el edificio,  pero seguramente sean muy similares a los proyectados por Santander antes de su venta. La entidad dirigida por Emilio Botín pretendía demoler todo el bloque, excepto su fachada principal (protegida), para levantar un hotel de lujo y un área comercial de primeras marcas.
  • Torre Madrid (Plaza de España, 18). El pasado enero el Consistorio otorgó una licencia a Metrovacesa para transformar las 14 plantas de este edificio, hasta ahora oficinas sin uso, en un hotel de categoría superior en las 10 primeras plantas. En total habrá 259 habitaciones nuevas (22.000 metros cuadrados de superficie hotelera) y 50 viviendas con una superficie total de 9.000 metros cuadrados en las últimas cuatro plantas, que ya están construidas.
  • Edificios de los números 3, 4 y 5. Ocupados ilegalmente y posteriormente desalojados en octubre de 2012, fueron derruidos hace unas semanas para construir un hotel de cuatro estrellas de 20.000 metros cuadrados. El grupo VP Hoteles, garante del proyecto, espera construir 302 habitaciones, parking propio y más de 1.200 metros cuadrados de salones para congresos. La compañía asegura en su web que la apertura está planificada para 2016.  Los edificios demolidos estuvieron dedicados en su día a un apartotel y a oficinas, pero las dificultades económicas de la empresa Monteverde, dueña de los mismos, hicieron que quedaran abandonados y sin uso. La liquidación de la empresa permitió a VP hoteles hacerse con la finca por un precio muy inferior a su valor real.
  • Compañía Asturiana de Minas. Plaza de España, 8. El grupo de hostelería Teatro 1898 se ha mostrado interesado en comprárselo a su actual dueño, la Mutua Madrileña. La iniciativa necesitaría de la aprobación de un Plan Especial ya que el edificio está protegido.

Madrid